10 consejos para cuidar los pies de un paciente diabético en verano

Ya estamos en junio, comienzan los calores y los primeros chapuzones en playas, piscinas, ríos, etc. Pero, … si soy diabético…

¿Cómo puedo cuidar mis pies, como puedo evitar futuras lesiones?

Aquí un práctico decálogo de como debemos actuar frente al verano:

1-Cada día deberemos lavarnos los pies con agua fría o tibia y jabón. Con 10´ o la ducha diaria, es más que suficiente. Sobre todo después del uso de la piscina, playa, etc.

 

2-El jabón a usar debería ser de pH ácido, es decir de pH 5.5 (tipo Sanex, Multidermol,etc), que es el pH de la piel y no proliferan gérmenes tipo hongos, verrugas, etc.

 

3-Secarse muy bien, después del lavado, sobre todo entre los dedos, que no quede nada de humedad. El secador o toalla entre los dedos puede ser una buena solución. Un pie húmedo es más propenso a desarrollar enfermedades infecciones tipo hongos, verrugas, etc.

 

4-Hidratarse muy bien la piel de las piernas, y pies, sobre todo la zona de la planta, talón y empeine. No debe quedar crema entre los dedos,

Crema : (Mephentol leche).

 

5-Usar calcetines de hilo o algodón, que transpiran. Nunca usar calcetines, ni medias de nailon, que esos no transpiran, aguantan el sudor y es un acúmulo de posibles infecciones. Que no aprieten, que no dejen marca en la pierna, ya que disminuye el paso de la circulación sanguínea.

 

6-El calzado será de piel, que transpire, sea para vestir o sean zapatillas deportivas. Para las señoras el calzado de vestir ha de ser cómodo, ancho de antepié, tacón en cuña 4-5 cm, con estabilidad, nunca zapatos de tacón altos y puntiagudos. Puede usarse unes sandalias o chanclas para ir a la playa y caminar por la arena, para protegernos de los diferentes cuerpos extraños que hay en la playa: piedras, cañas, conchas, etc. Tanto para la piscina como para la playa también puede usarse cangrejeras o calcetines de silicona, para no resbalar y protegernos de posibles quemaduras. Sobre todo para los pacientes diabéticos que han pedido sensibilidad en sus extremidades inferiores. No usar las sandalias ni las chanclas para pasear por el campo o entrar en sitios con mucha gente (golpes, pisotones, etc.).

 

7-Caminar al menos 1 h al día. Buscaremos las horas más frescas para ello, al principio o al final del día, con calzado deportivo siempre. Así quemaremos azúcar, colesterol, triglicéridos, bajaremos la tensión arterial, si tenemos tendencia a tener la alta, y ayudamos a perder peso…

 

8-Usar gafas, gorra y protección solar para protegernos de los rayos ultravioleta. Pacientes con retinopatías, usar gafas protectores de la luz solar sobre todo en las horas centrales del día. La piel debe protegerse con gorras y con el uso de cremas solares de más de 50 de protección.

 

9-No autotratarse. Si tenemos alguna duricia, callos, etc., acudir al podólogo para que nos lo trate. No usar anticallicidas ni otros productos con ácido que nos podamos quemar.

 

10-Cortar las uñas, rectas. No repelarlas demasiado. Que sobresalga por el pulpejo 1-2 mm. Con una lima matar los cantos.

Si aun así aparecería alguna lesión, quemadura, roce, etc., si eres diabético aunque no te duela (puedes haber perdido sensibilidad), siempre acudir al podólogo. Pasa un buen verano, disfruta de la vida y cuídate. Si cuidas tu diabetes, la diabetes te cuidara a ti. Es importante llevar un buen control metabólico. Hemoglobina glicósido por debajo del 7%.

“Cuanto más caminemos más lejos del cementerio estaremos”…